CITA PREVIA
¿QUÉ NECESITAS?

CONTACTO

    Acepto recibir novedades de Nectali

    PROGRAMA TU VISITA

    SOLICITA CITA PREVIA

      Acepto recibir novedades de Nectali

      GUÍA DE USO Y MANTENIMIENTO

      1. INTRODUCCIÓN

       

      Estimado Usuario

      Acaba usted de adquirir una cocina fabricada por Nectalí Cocinas. Le agradecemos la confianza que ha depositado en nosotros y deseamos que el uso de la misma pueda ofrecerle grandes satisfacciones y pueda disfrutarla durante un largo período de tiempo.

      Nuestras cocinas pretenden aunar funcionalidad y comodidad, capacidad de almacenamiento y un exquisito gusto en los detalles y la estética. Asimismo, realizamos un cuidadoso proceso de selección de las materias primas seleccionadas, así como de nuestros proveedores, trabajando con las principales marcas del sector.

      Como parte activa de la sociedad y con el compromiso de contribuir al progreso económico y social de una forma sostenible, desde NECTALÍ COCINAS buscamos el cumplimiento de la legislación vigente en materia MEDIOAMBIENTAL internacional, nacional, autonómica y local para los cual incorporamos criterios de gestión, dirección y producción comprometidos con el medio ambiente. Entre las principales medidas destaca el aprovisionamiento de materias primas con el sello PEFC que promueve la gestión forestal sostenible, garantizando que la materia prima proceda de bosques gestionados de manera sostenible. Asimismo, se están optimizando los procesos productivos para minimizar el impacto ambiental y favoreciendo la empleabilidad de materiales que permitan su reciclado.

      A continuación, le adjuntamos una breve guía de uso y mantenimiento para garantizar la durabilidad de nuestros productos.

       

      Muchas gracias por su confianza.

       

      1. RECOMENDACIONES GENERALES DE USO:

       

      CONDICIONES DE HUMEDAD:

      Ambientes muy húmedos o demasiado secos pueden deteriorar los diferentes componentes del mobiliario de cocina. Especial incidencia pueden tener estos elementos en las puertas de madera o lacadas. La humedad ambiental del aire de la cocina ha de oscilar entre los 35 y 65% de humedad.

      Es recomendable ventilar regularmente el entorno de la cocina. Asimismo, es necesario que las rejillas de aireación estén siempre descubiertas.

      CONDICIONES DE CALOR Y VAPOR:

      La exposición continua a altas temperaturas y al vapor de agua que producen determinados elementos (placas de cocción, hornos, lavavajillas, robots de cocina, cafeteras, …) pueden afectar a los cantos de los muebles y los frentes. A continuación ofrecemos varias recomendaciones al respecto:

      • Cocinar siempre con la campana extractora en funcionamiento, es importante encender la campana unos minutos antes de empezar a cocinar, así como dejarla en funcionamiento unos minutos después para optimizar la renovación del aire de la cocina. Es importante limpiar regularmente el filtro de la campana extractora. En aquellas campanas que funcionen en recirculación es conveniente renovar los filtros de carbón activado cada 6 o 12 meses en función de su uso.
      • No utilizar robots de cocina o cafeteras debajo de los muebles altos, utilizarlos debajo de la campana de extracción o en su defecto ubicarlo en la parte delantera de la encimera.
      • No abrir parcialmente el lavavajillas durante los 30 minutos siguientes a la finalización del proceso de lavado.
      • Es conveniente secar de forma automática el agua o condensación de vapor de los muebles, hacerlos con un paño de algodón o una bayeta de celulosa.

       

      1. CONDICIONES DE SEGURIDAD:

       

      Es aconsejable seguir determinadas prácticas de seguridad con el fin de que nuestro día a día en la cocina sea confortable y seguro. A continuación detallamos varios consejos e instrucciones de seguridad:

      • La instalación del mobiliario ha de ser realizado por personal de NECTALÍ COCINAS o en su defecto por instaladores autorizados.
      • Nuestras cocinas han de utilizarse en entornos y condiciones de trabajo normales. El uso incorrecto de las mismas o de algún componente pueden provocar daños materiales o personales.
      • Es importante no exceder la carga máxima que soportan los muebles, especialmente los muebles altos. Para evitar la flexión de las bases y estantes de los muebles es importante no someterles a una carga excesiva. El peso de dichos elementos no debe exceder los 45 kg/m². El nivel de resistencia de un mueble alto, aparte de los elementos del mueble (baldas, trasera y colgadores) viene dado por la solvencia de la pared donde se instala. En ocasiones, dichas paredes presentan “vicios ocultos” que no son identificables en el proceso de instalación. Si se ha realizado obra recientemente verificar con el contratista que las paredes reúnen los requisitos para una instalación segura.
      • Evitar subirse a los muebles, cajones, encimeras y mesas, ya que pueden caerse o hacerse daño.
      • No superar los grados o topes de apertura de puertas, cajones y extraíbles y proceder a la apertura y cierre de los mismos sin ejercer una fuerza excesiva.
      • Por ergonomía y seguridad es recomendable que los utensilios y elementos más pesados se ubiquen en los muebles inferiores.
      • La manipulación de muebles y electrodomésticos ha de ser realizado por el Servicio Técnico de la marca.
      • Los Electrodomésticos han de usarse y mantenerse de acuerdo a las instrucciones y manual de uso que aporta el fabricante.
      • Mantener los productos tóxicos, inflamables y cortantes fuera del alcance de los niños.
      • Mantenga alejados a los niños de la placa de cocción y horno durante el momento de su uso.

       

      1. LIMPIEZA DE MOBILIARIO, ELECTRODOMÉSTICOS Y ENCIMERA:

       

      Para un adecuado mantenimiento es necesario realizar una limpieza periódica de muebles, encimeras y sus diferentes componentes. A continuación indicamos una serie de consejos prácticos para una correcta limpieza:

      • En ningún caso utilice estropajos, lanas de acero o sustancias agresivas que puedan dañar la superficie de los muebles (disolventes, acetona, aguarrás, alcohol, amoniaco, lejías, gasolina, renovadores de pintura, productos de mantenimiento a base de pintura….).
      • Como norma general, para la limpieza de la cocina se ha de emplear una bayeta o paño húmedo en agua diluido con jabón neutro y secando la superficie con posterioridad con otro paño de algodón. En aquellos casos en los que la mancha este más incrustada utilizar una esponja humedecida en lugar de la bayeta o paño.
      • Antes de comenzar la limpieza, verificar que los diferentes utensilios (paños, esponjas y bayetas) estén completamente limpios y no contengan ningún resto que pueda producir arañazos en la superficie.
      • No utilizar ningún aparato de limpieza que funcionen con vapor de agua.
      • Siga las instrucciones de seguridad del producto de limpieza empleado. Asegúrese de usarlo en espacios ventilados.
      • La concentración de líquidos por derramamiento o acumulación de humedad debe de eliminarse inmediatamente, ya que de lo contrario se filtrará hacia el interior de puertas y cascos, produciendo daños irreparables. Los daños producidos por este motivo no pueden admitirse como reclamación.
      • Para limpiar los elementos de aluminio de su cocina, utilice una esponja humedecida con agua y detergente neutro, frotando en la dirección del satinado. Luego, aclare y seque con un paño suave que no desprenda pelusa. En las manchas más resistentes puede aplicar alcohol de quemar diluido en agua, secando a continuación con un paño de algodón o una bayeta de celulosa.
      • En el caso de las encimeras de laminado se aplican las mismas pautas de limpieza que en el resto de mobiliario. No obstante en este caso particular se realiza varias recomendaciones de uso:
        • No cortar ni picar directamente sobre la superficie de uso.
        • Evitar el contacto de agua con las juntas de unión y cantos. Secar de inmediato el agua estancada y las áreas mojadas.
        • No colocar recipientes calientes, recién retirados de la placa de cocción, sobre la superficie de la misma.
        • Asegúrese de limpiar la encimera cada vez que utilice la cocina.
      • Para encimeras de Granito, Compacto o Cerámicas se siguen las mismas pautas que las establecidas en puntos anteriores junto con las recomendadas por los fabricantes en sus propios manuales de uso y garantía. Para manchas más profundas se recomienda utilizar CIF Crema o similar.
      • Para los frentes de cristal, se recomienda primero retirar el polvo de la superficie del vidrio con un paño limpio y seco, humedezca con agua o líquido limpia-cristales, una bayeta de celulosa o un paño de algodón que no desprenda pelusa. Limpiar suavemente la superficie y posteriormente séquela con un paño suave o papel de cocina.